Arte  | 

Yanina De Martino

Con ímpetu creador

Con versatilidad esta artista plástica propone una disrupción muy original para abrir los horizontes entre pintura y escultura.

Como una metáfora de la necesidad de ampliar el escenario del arte actual en la Argentina, las producciones de Yanina de Martino establecen una “mezcla exótica y armónica” entre una obra pictórica y una escultura. No se trata de la anécdota o del gesto que esta estrategia supone, sino que la búsqueda de la artista se sustenta en la generosidad de elementos formales para establecer un juego donde se fusiona todo. De esta manera, logra que cada producción sea única e irrepetible en un intento de plasmar verdaderas obras de arte contemporáneo.

No es casual entonces que De Martino sea una de las abanderadas de BADA (Boutique de Arte Directo de Artistas), una feria anual de arte contemporáneo de venta directa de artista, que desde 2012 permite al amante del arte, conocedor o amateur abordar de manera directa las producciones de artistas consagrados e incipientes. Allí fueron un suceso sus últimas obras, en las que sigue experimentando, esta vez en 3D. El resultado es una más que sutil amalgama de “materiales clásicos con objetos cotidianos”, para lo cual se apoya en el valor simbólico de cada elemento y en la relación que ellos mantienen con la obra. Se trata de trabajos donde De Martino ahonda la relación pintura-escultura a partir de piedras y saquitos de té sumergidos en resina, o mediante cuadros con legos intervenidos por ella, a lo que se suman obras Sushi en las que apila cientos de rollitos de papel teñidos individualmente y organizados en degradé.

De Martino también es una artista referente de la emblemática exposición de decoración, arte y paisajismo, Estilo Pilar; en cuya última edición obtuvo el Primer Premio Estilo Pilar por su obra Con el correr del tiempo. Allí vuelve a mostrarse como una artista inquietamente versátil, que parte siempre de una búsqueda interior que “la condujo a horizontes impensados dentro de la abstracción”. Un ímpetu creador que la ha llevado a explorar el uso de distintas texturas buscando y encontrando un lenguaje y un estilo claramente personal y propio.

Búsqueda e intensidad

Apreciar sus obras es dar con un misterio que la artista quiere esconder y expresar a la vez. Como perfectamente lo refiere una reseña sobre su arte: “El encanto del color y la combinación de formas geométricas, la armonía en simbiosis con la fuerza, crea el espacio. Misterio, fuerza y carácter son los adjetivos que mejor expresan su búsqueda pictórica”.