Emprendimientos  |  Nueva sede

Banco Santander

La obra corporativa del año

La última y gran obra corporativa del año es la flamante sede corporativa de Santander Argentina en el barrio de San Telmo. El estudio Urgell Penedo Urgell y las razones de una obra emblemática por su concepto sustentable.

Ubicación, tecnología, inversión, morfología, sustentabilidad, dimensión espacial. La enumeración es incompleta, pero sirve para graficar la magnitud de razones que destacan a la nueva sede del banco Santander como el principal acontecimiento de arquitectura corporativa de los últimos tiempos en el país. Una enumeración, asimismo, que se sirve de datos y cifras concretas, como su localización en San Telmo (Avenidas Juan de Garay y Paseo Colón), dando cuenta de una expansión del perfil corporativo de Puerto Madero hacia el Distrito de las Artes. Consolida, también, una apuesta hacia el sur de la ciudad que ya contaba con el espaldarazo de los edificios administrativos del Gobierno de la Ciudad en Parque Patricios. En tanto los números de la obra son elocuentes: una inversión de 170 millones de dólares para una construcción de 52000 m2 en once pisos y cuatro subsuelos, en donde desde julio trabajan 2500 personas, quienes cuentan con la última tecnología edilicia en el mercado.

Entre los rasgos diferenciales del proyecto, vale destacar la consecución de espacios abiertos para el trabajo colaborativo, que en este caso se traduce en 100 salas de reuniones, 70 espacios de Coworking, además de un centro médico y un gimnasio exclusivos para empleados, y un Work Café abierto a la comunidad. Esto último se consolida mediante un centro de convenciones para exposiciones vinculadas al arte y a la cultura, de acceso público.

Identidad arquitectónica

El estudio detrás de este megaproyecto fue uno de los más prestigiosos de la Argentina, Urgell Penedo Urgell. Antecedentes y una sólida relación de confianza cimentó la seguridad de Santander en esta elección, pues ya hacía varios años que trabajan con ellos en el gerenciamiento de todas las sucursales Santander en la Argentina. Repasó ese germen el titular del estudio, Juan Martín Urgell: “Estábamos trabajando con el gerenciamiento de sucursales y salió como un proyecto bajo estricta reserva. Nos pidieron que empezáramos con los primeros análisis. Rápidamente, nos tocó la suerte de poder comenzar a plantear ideas. Una de ellas fue hacer un proyecto con un completamiento morfológico para todo el terreno, transportando las líneas que venían de la aplicación de la normativa en Paseo Colón al resto de la manzana, lo que permitió que el edificio tuviera una fisonomía adecuada al nuevo código urbano, dándonos a su vez unos metros más de capacidad constructiva. También sumó mucho el interés del Gobierno de la Ciudad por apoyar y recibir un proyecto de este tipo en el Distrito de las Artes”.

En cuanto a los lineamientos del diseño, Urgell comentó: “Tuvimos absoluta libertad sabiendo que lo que se buscaba era un edificio muy moderno, pero también sobrio y elegante, que, principalmente, mostrara algo que el banco lleva como leitmotiv que es la transparencia, y que en cuanto a lo laboral se facilitara un desempeño abierto, colaborativo, y en equipo”. También destacó la fluidez en los procesos, la cual los llevó a responder con suma eficiencia ante las distintas exigencias. “Si bien había un equipo de dirección de proyecto que era argentino –relata–, también había una comisión corporativa de España, que es un país que tiene estándares más altos que aquí. Por ejemplo sus lineamientos técnicos, no de arquitectura, nos llevaron a establecer una altura interna de 2,75 m”.

El principal desafío técnico de las fachadas de la nueva sede del Banco Santander era lograr la certeza de la calidad que permitiera certificar LEED al nivel de exigencia internacional en habitabilidad, confort y eficiencia. El desarrollo de ingeniería y arquitectura de fachadas –de la empresa Cascio– debía contemplar un especial tratamiento de las caras Este sobre Azopardo y Oeste sobre Paseo Colón, para controlar el efecto térmico de la exposición solar y del deslumbramiento. Por ello se decidió trabajar las fachadas con doble piel vidriada con cámara de aire ventilada, uno de los pocos edificios que hay en la Argentina al respecto. La primer fachada vidriada es la que cierra herméticamente el edificio, con un sistema de Curtain Wall de junta abierta con ecualización de presiones y ruptura de puente térmico. Y la piel exterior es también de aluminio de grandes dimensiones para sostener los paneles de vidrio serigrafiados, que funciona como filtro solar impreso en cristales de seguridad. La perfilería diseñada por Cascio con perfiles de aluminio extruidos por Hydro Extrusion Argentina debía resolver soluciones especiales para satisfacer la resistencia estructural de carpinterías con alturas de hasta 6,20 metros. Finalmente, el sistema se completa con la fachada de Av. Garay, con una protección de parasoles verticales y horizontales revestidos en panel de aluminio. En tanto, hacia el Norte, el volumen central cuenta con parasoles horizontales que preservan de los rayos verticales.

El Diseño Interior del Edificio Corporativo del Banco Santander estuvo contemplado desde el origen del Proyecto de Arquitectura. La Arquitectura Interior da protagonismo al usuario y su espacio de trabajo ofreciendo variedad de lugares de uso individual o grupal para brindar apoyo al trabajo y a la relación e interacción entre personas con mayor autonomía, libertad de movimiento, accesibilidad al uso de tecnologías y disponibilidad de distintos tipos de mobiliario.

Proyecto

OBRA SEDE CORPORATIVA BANCO SANTANDER EDIFICIO GARAY

Propietario: BANCO SANTANDER S.A.

Dirección de Proyecto Garay: José Marcial Melián, Santiago Loza

Equipo de Arquitectura: Laura Yacachury, Valeria Hughes, Francisco Perlingieri, Natalí Kaduk, Jesica Fiol Marino.

Ubicación: Avenida Garay 151 , C.A.B.A.

Proyecto de Arquitectura: Estudio Urgell-Penedo-Urgell (Lynch, Pierantoni, López, Vago, Rodriguez) Arquitectos 

Equipo de Proyecto, interiorismo y dirección de obra: Arquitectos Andrea Anselmo, Florencia Batlle, Humberto Bianchi, Marina Buldrini, Pamela Capiello, Julia Cardoso, Sofia Colcombet, Luciana Ferro, Guadalupe Herrero, Andrea López, Facundo López Binaghi, Nicolás López Castro, Ezequiel Mill, Agustín Miranda, Ana Montero, Tamara Orman, Mariano Ravenna, Martina Rocha, Juan Ruffa, Patricia Tejera, Juan Martín Urgell, Gustavo Vago, Mariana Welsh.

Asesores: Estructura: Estudio Curutchet –Del Villar, Ingenieros Civiles 

Ingeniería en Fachadas: Estudio Gigli / Ingeniero Andres de Aguirre

Instalación Termomecánica: GF / Estudio Grinberg-Feliz, Ingenieros Consultores

Instalación Eléctrica y de Corrientes Débiles / Estudio Dysac

Inst. Sanitaria: Estudio Héctor Rodríguez, Estudio Jorge Alonso

Certificación Leed: GF / Estudio Grinberg-Feliz / Aº Nicole Michele

Iluminación:  Estudio Pizarro / Aº Pablo Pizarro

Paisajismo: Estudio de Paisajismo / Ing. Fernando González

Acústica: Ottobre y Ottobre Arquitectos

Gráfica -Señalética: Inplace

Gestión Municipal: Amalia Favrin, Gestiones y Asesoramiento

Gerenciamiento: BDO- LINZ

Construcción: Constructora Sudamericana

Ingeniería en Arquitectura de Fachadas: Cascio S.A.

Superficie: 53107 m2

Año: 2013 -2019