Estudios  | 

Grupo TSF

Tiempos de consolidación

Innovación y consistencia son los atributos de una desarrolladora que, con menos de seis años de existencia, marca los nuevos rumbos en el mercado del Real Estate residencial en zona norte.

Comunmente señalados en rubros relacionados con las tecnologías y las redes, los nuevos esquemas y estructuras de negocio también llegan al firmamento de los desarrollos. Se trata de abordar cada emprendimiento desde una horizontalidad decisoria, donde los aspectos relacionados con las sensaciones y los sentimientos no son relegados, sino que suman a la hora de definir objetivos y abordar esfuerzos. Bajo paradigmas de esta índole nacía ayer nomás, en 2015, Grupo TSF, una empresa fundada por dos pares de hermanos Luciano y Gonzalo Teijeiro, y Joaquín y Tomás Salas, quienes, además de ser amigos desde la infancia, se desplegaron profesionalmente en importantes constructoras donde fueron descubriendo desde adentro todos los aspectos de un desarrollo.

Así, cada uno llegó a bordear la cuarta década de vida, esa en que las cosas comienzan a definirse. Definirse, madurar, para ellos significó dar vida a una desarrolladora inmobiliaria con la cual se dan el gusto de hacer como ellos quieren eso que ya sabían hacer.

El potencial era enorme, así que pronto Grupo TSF comenzó a darse a conocer con una serie de emprendimientos detrás de los cuales se manifiestan conceptos que tienen que ver con entender la demanda y ofrecer, en razón de ello, productos de calidad en los que siempre hay algún aspecto sobresaliente.

“Lo bueno para mí –explica Luciano Teijeiro– es que todo se dio de una manera muy natural. Cada uno fue ocupando su rol sin pisarnos, sino complementándonos. Porque si bien Gonzalo está con el análisis de los planes de negocio de los distintos desarrollos que se van dando, Joaquín con la ejecución y dirección de obra, yo con la parte comercial y la administración fiduciaria y Tomás con la administración fiduciaria y del negocio, todos estamos al tanto de todo y decidimos todo. Se da una sinergia cimentada en una amistad de más de treinta años”. Precisamente, aunar competencias es otro de los fuertes de la desarrolladora. Toma la palabra Joaquín Salas: “Lo normal que pase en nuestro mercado es que por un lado tenés un estudio de arquitectura y por otro una desarrolladora, a lo que se suma una administradora fiduciaria, una constructora y hasta muchas veces la dirección de obra separada del estudio que hizo el proyecto original. Nosotros sufrimos ese esquema que ya está instaurado en el mercado, pero que nos parece que tiene muchos agujeros. Por eso lo nuestro es integrar todas esas puntas, lo que nos da la posibilidad de que, por ejemplo, el estudio de arquitectura proyecte mientras habla con nosotros, que a la vez vamos a construir y a hacer la dirección de obra, y además tenemos todos los números de lo financiero en la cabeza. Eso te da flexibilidad y control sobre el proceso, con parámetros sumamente certeros, con lo cual se optimiza dinero y tiempo sin resignar calidad, que es otro de nuestros fuertes”. 

Tener “lo financiero en la cabeza” para TSF significa contar con un diseño de negocio con muchas ventajas. “El trabajar también como constructora –explica Joaquín– nos permite evitar el pago de anticipo, con lo que nos mejora sensiblemente el cash flow de obra”. Al respecto, agrega Gonzalo Teijeiro: “El proyecto arranca siempre siendo realista. Comenzamos con todo armado, con todos los focos abiertos: lo financiero, lo económico, construcción y dirección. Pulimos para llegar a un producto bueno y real”. En tanto, Tomás Salas destaca otro aspecto que les permite trabajar con solvencia: “Con la experiencia que teníamos y sabiendo lo que siempre puede pasar en la Argentina tenemos una premisa: no arrancamos la obra si no está toda fondeada. Eso también nos permite trabajar tranquilos”. 

Solidez ante todo

Sin dudas, uno de los grandes baluartes de la desarrolladora es la calidad constructiva, de la cual los cuatro socios hacen gala. “Construimos para nosotros. Sabemos perfectamente lo que tenemos que hacer para que el desarrollo rinda bien y que tenga una muy buena calidad. Eso sí, también tenemos bien claro que construir bien no es barato”, destaca, por caso, Luciano. Y agrega Joaquín: “Esta calidad hoy es ampliada porque suma cuestiones como la eficiencia energética y el desarrollo sustentable. Entonces, como en el corredor Libertador no hay gas para edificios, no nos costó decidirnos en ser los primeros en implementar un sistema de bioenergía por pellets, y fue un éxito”.

Justamente, en el ADN de la desarrolladora inmobiliaria también está el hacer que cada emprendimiento tenga cuestiones diferenciales que lo conviertan en único. Ejemplifica Luciano: “Como antes fue el sistema de pellets ahora es haber convocado a un estudio internacional, RDR Arquitectos, para que llevara a cabo el diseño de nuestro último desarrollo, Barlovento, que está ubicado en uno de los últimos lotes sobre Libertador en que se puede construir en altura, y que a su vez está en el punto más alto de La Lucila, mejorando sensiblemente las vistas al río en todas las unidades residenciales”.

A su vez, Tomás remarca que financieramente apuntan a crear valor. “Si te ponés a pensar, cada aspecto diferencial y superlativo de los desarrollos son los que van a dar verdadero valor. Eso, más allá de que el metro cuadrado siempre se ha mostrado en la Argentina como uno de los refugios económicos más estables a través del tiempo.”.

Puntería para satisfacer

Delimitar el escenario de acción también es fundamental para TSF. Así, además de resaltar el radio de acción geográfica en el corredor Norte del G.B.A., conocen bien a quiénes son sus clientes. “Son personas –explica Tomás– que quieren una vida más simple, no más barata. Ya no quieren tratar con el jardinero ni mandar a arreglar algo, y también cerrar la puerta e irse sin preocupaciones. Eso no quiere decir que no quieran tener jardín y pileta. No quieren ahorrar plata, quieren vivir mejor. Por eso, nos enfocamos en generar productos que van a responder a una demanda, no a generarla. Todos los que nos decían que los departamentos de dos ambientes de 75 metros cuadrados no se iban a vender se equivocaron, no entendían al público al que apuntamos. Ese conocimiento también hace que la tasa de inversores que vuelven a confiar en nosotros sea altísima”.

En marcha

Actualmente, TSF Desarrollos lleva adelante cinco proyectos:

• Torre Bouchard (entrega en febrero de 2020). Sobre avenida del Libertador al 3200, en el corazón de La Lucila, se erige esta lujosa torre de 17 pisos con 29 departamentos de 75 a 222 m2. Entre los amenities: pileta, gimnasio, sauna, sector relax y plaza para niños.

-DV Park (entrega en agosto de 2020). Desarrollo de moderno diseño en vidrio, acero y concreto, cubierto por una piel de vegetación que interactúa con las fachadas y los espacios comunes. Son 19 unidades residenciales de entre 75 y 260 m2 en un terreno privilegiado situado en una silenciosa calle cortada de La Lucila, a metros del Río de la Plata. Cada departamento está provisto con un “Jardín de balcón” con riego por goteo, drenaje y rocalla que mantienen el esplendor verde y dan un sello distintivo a la propiedad. Incluye tecnologías para la eficiencia energética que reducen el impacto ambiental de acuerdo al concepto Green Design. Entre los amenities: pileta climatizada apta para la natación deportiva y SUM.

-Las Heras (comienza en enero). Desarrollo boutique de 23 departamentos en Florida, Vicente López. De líneas limpias, cuenta espacios de coliving diseñados para el estilo de vida suburbano, entre ellos, un patio inglés que conecta el playroom con el parque y los juegos infantiles y un Club huose con playroom, a lo que se suma pileta con solárium.

-Isla 680 (en construcción). Conjunto de residencias de alta performance y sofisticado diseño, situado en una de las manzanas más valoradas por los vecinos de Olivos, en la zona conocida como “La Isla”.

-Barlovento Towers (de reciente inicio, con fecha de entrega para diciembre de 2022). Ver nota.

Mas allá de las modas

El estilo de la desarrolladora se aprecia perfectamente a la hora de encarar temáticas en boga como la de los amenities. Explica Joaquín Salas: “Es un concepto que se bastardeó mucho, se lo utilizó muchas veces como un mero elemento de venta y comercialización que llevó a que se invirtiera gran cantidad de dinero en cosas que los dueños después no utilizaban. Por eso siempre buscamos que tengan sentido según el público ABC1 al que apuntamos”.

Hacé tu consulta

Nombre

E-Mail

Teléfono

Consulta