Estudios  | 

Héctor Barroso

Naturaleza mexicana

Encabezado por el arquitecto Héctor Barroso (36), este estudio mexicano que lleva su nombre se destaca por generar propuestas arquitectónicas que logran mimetizarse con el entorno aprovechando los recursos naturales propios de cada lugar.

La incidencia de luz y sombra, la vegetación circundante, la composición del suelo, los accidentes geográficos son, para este encumbrado y joven arquitecto mexicano, los elementos para tener en cuenta a la hora de establecer y hacer realidad un proyecto.

Así, cada desafío que tiene al Taller Héctor Barroso como protagonista detenta una sutil armonía con el escenario que los cobija. Genera, con esta premisa,  espacios que resaltan la cualidad habitable del desarrollo.

Íconos e ícono

Entre Pinos, LC 710, Casa Tucán. Ya desde sus nombres, los proyectos que tienen la firma de este estudio hacen gala y referencia a un estilo singular. Y sin dudas, el primero de esta lista, Entre Pinos, es el que mejor acapara el concepto Barroso a la hora de encarar desafíos.

Inmerso en el bosque de Valle de Bravo, en el norte del Estado de México y a poco más de 150 km del D. F., el desarrollo está compuesto por cinco viviendas de descanso (o fin de semana). Estas se dispersan en un perímetro de 1700 m2 donde se suceden pinos que se entrelazan y dialogan con las brisas templadas del lago siempre cercano de la región.

Las casas del conjunto son idénticas en su tipología, esto es seis volúmenes irregulares dispuestos de tal forma que generan un patio central y otorgan “vistas, silencio e intimidad” a sus habitantes. A cada una de ellas, se accede por el lado norte, con la bienvenida de una fachada de aspecto sólido y fisonomía cerrada.

En la planta baja, la sala de estar, el comedor, la cocina y una de las habitaciones se expanden hacia el exterior, en orientación sur, para unir terrazas, patios y jardín, los cuales bañan de luz los interiores con la presencia indispensable de amplios ventanales. En el piso superior, cuatro dormitorios ostentan las vistas del encantador bosque de pinos que dio denominación al emprendimiento.

In-Out

Uno de los aspectos más originales del diseño arquitectónico se da por la ausencia de escalera interior. Porque las dos plantas de las casas se comunican por escaleras externas, las cuales ascienden a lo largo de los laterales de los volúmenes para brindar acceso directo a los dormitorios superiores. Asimismo, permiten que cada dormitorio sea independiente de los otros.

Sea adentro o afuera de la casa, son los tonos terrosos los que dominan la cromática constructiva, y aportan serenidad y equilibrio. Esta atmósfera tranquila se afianza en los pasillos de volumen más bien controlado, así como en habitaciones plenas de luz, texturas y calidez. En el mismo sentido, cobra fuerza la madera, que se hace presente en vigas vistas, carpinterías y el mobiliario, potenciando, asimismo, un estilo que se sucede en los pisos de piedra y que se consagra en la armonía total con la arboleda del exterior.   

Desde las entrañas

Ladrillo, madera y pisos de las viviendas de Entre Pinos son típicos de la zona, y ese no es un dato más. De hecho la tierra de las excavaciones se ha convertido en el material principal utilizado en el acabado de todas las paredes para confirmar una máxima del estudio: la arquitectura “emerge literalmente del suelo”.

Multipremiado

Construido en 2017, Entre Pinos cuenta con una destacada cosecha de distinciones:

Ganador del AZ Awards en la categoría Best Residential Architecture, Single Family, Canadá.

Selección oficial pabellón de México Echoes of land en la Bienal de Venecia.

Nominación en Mies Crown Hall Americas Prize MCHAP.

Medalla de oro. III Bienal Jóvenes Arquitectos de México.

Medalla de Plata. Bienal Ciudad de México.

Hacé tu consulta

Nombre

E-Mail

Teléfono

Consulta