Estudios  | 

Inversiones.BUE

Razones con nombre

Ignacio Robles fue pionero del Real Estate corporativo en Brasil en los ochenta. Desde una posición consolidada, ahora apunta a expandir sus desarrollos en la Argentina, pero desde proyectos residenciales. 

Hijo de españoles que prosperaron en la Argentina con el negocio de las curtiembres, hace cuarenta años este joven Ignacio partió al exilio. La cruel razón: la desaparición de uno de sus cuatro hermanos durante la Dictadura.

Hubo que sobreponerse. En ese discurrir, un espíritu emprendedor comenzó a crecer con el futuro empresario. A fuerza de ingenio, esfuerzo, ambición y de saber afianzar vínculos estratégicos, fue ascendiendo y descubriendo un negocio que se estaba gestando delante de todos en el país que comenzaba a conocer, negocio que él desentrañó al entender que debía crearse mucho desde la nada. Entre otros detalles, supo que el mercado residencial brasileño estaba atado a arcaicas tradiciones que chocaban con la dinámica empresarial de su ADN. Consagratoria decisión la de enfocar el negocio inmobiliario hacia el incipiente mundo corporativo carioca desde un enfoque tan libre como intuitivo. Su primer edificio, en Cidade Nova, de 60000 m2, lo construyo para alquilárselo a IBM por U$S 1 millon mensuales; la empresa, a raíz de una fuerte crisis, no tomó las oficinas. Por ese momento, esa zona fue elegida por la intendencia para reurbanizarla e instalar allí un telepuerto de fibra óptica, lo que cambio la suerte de Robles definitivamente.

A partir de allí, construyó uno de los edificios corporativos y comerciales más importantes de Brasil: el Shopping Leblon en Río de Janeiro. Hoy lleva comercializados, además, más de un millón de metros cuadrados.

Desde hace menos de un lustro, Inversiones.BUE pisa fuerte en el ámbito de los desarrollos inmobiliarios porteños con una marca insignia, Queen, que ya se hizo realidad mediante dos proyectos en Villa Crespo y otro en La Boca (Aráoz 274, Gurruchaga 670 y Caminito, respetivamente), lo que significó una inversión cercana a los U$S 40 millones. 

Lejos de ser una aparición rutilante y sorpresiva, se trata de un desembarco sumamente meditado, que se sedimentó durante décadas y hoy avanza a paso firme y seguro.

Aquí y ahora

Los emprendimientos cariocas siguen, pero ahora en paralelo con Inversiones.BUE, empresa que acapara el entusiasmo de un hombre comprometido personalmente con cada etapa del negocio. En sus palabras: “Los proyectos deben encararse con verdadera pasión, como si uno mismo fuera quien va a comprar o invertir en ellos”. He ahí la clave de algunos de los exclusivos amenties de sus desarrollos: estos no forman parte de una moda, él mismo los utilizaría.

Otro rasgo característico es la apertura mental, lo que le permite desligarse de las ataduras propias de las tendencias del negocio inmobiliario. De hecho Robles parece disfrutar más el desafío de hacer realidad las potencialidades que otra cosa. Así, por ejemplo, surgió Queen Caminito en
La Boca, un barrio al que algunos todavía miran de reojo, a pesar de que la zona sur de C.A.B.A. cobra forma ya como Distrito de Artes, y del impulso que supone la instalación de oficinas administrativas y corporativas. Todo en un contexto edilicio circundante de barrio tradicional.

Más que detalles

Cada emprendimiento de Inversiones.BUE contempla un estudio previo en el que se analizan subjetividades; se trata de animarse a pensar qué quiere el potencial comprador, a interpretarlo más allá de las reglas de mercado y del marketing. Por caso, tener en cuenta que hoy las personas económicamente activas buscan buena conexión, por lo que a veces es más importante la ubicación según una intersección de calles o puntos neurálgicos que un barrio en sí mismo.

Atravesando todos estos conceptos, queda en evidencia que la performance arquitectónica nunca queda de lado. De allí que Inversiones.BUE dirija sus proyectos a personas que valoran la “calidad en el diseño y en los materiales, porque saben que no pagan más caro por un departamento, pero lo van a poder vender mejor”.

Argentina, Brasil y el futuro prometedor

Robles ve en la Argentina un mercado inmobiliario “abierto y profesionalizado”, al mercado financiero que todavía se mantiene “incierto”; mientras que en Brasil aprecia una situación inversa en ambas áreas. Eso sí, es optimista: “En un mundo con tan poco crecimiento, Brasil y la Argentina tienen la suerte de estar viviendo un momento riquísimo de transformación”.

Mientras analiza las ventajas de barrios como Belgrano para avanzar en nuevos proyectos con sello propio y distintivo, Robles evalúa el desarrollo de un shopping con hotel y torres comerciales en La Boca.

Hacé tu consulta

Nombre

E-Mail

Teléfono

Consulta