Estudios  |  Nota a Estudio

Urgell Penedo Urgell

Versatilidad para dar respuestas

Con más de sesenta años de existencia, este emblemático estudio porteño ha protagonizado una parte importante de la historia arquitectónica del país en el siglo XX  y en  lo que va del XXI. Trayectoria y desafíos actuales. La voz de Juan Martín Urgell.

Desde 1956 este prestigioso estudio marca una impronta a pesar del cambio de nombres en su denominación que a lo largo del tiempo incluyó apellidos también emblemáticos en la arquitectura argentina como Llauró y Fazio. Un estilo que se sustenta en la capacidad de adaptarse para resolver y enfrentar todo tipo de desafíos, de focalizar y encauzar esfuerzos en brindar una solución específica para cada requerimiento.

De la primera etapa histórica, que se extiende hasta mediados de la década del ochenta, quedan hitos como la central termoeléctrica Alto Vallle Cipolletti, Río Negro (1964), el Centro Administrativo Gubernamental de La Plata (1971) y el Mercado Central de Buenos Aires, La Matanza, P.B.A. (1973).

Hoy el estudio cuenta con una plantilla de medio centenar de arquitectos que hacen las veces de gerentes de cuenta, coordinadores, gerenciadores sénior y junior, en una reconfiguración de responsabilidades dinámicas de acuerdo con la sucesión de proyectos. Ellos están encabezados por el hijo de José Antonio Urgell, uno de los míticos fundadores del estudio: Juan Martín Urgell. Desde mediados de los ochenta, continúa una trayectoria serpenteada por paradigmas arquitectónicos siendo el último de estos la gran edificación corporativa de la Ciudad de Buenos Aires, nada menos que el edificio corporativo del Banco Santander en la Argentina.

¿Qué desarrollos recordás entre los primeros que interviniste?

Había muchos proyectos, pero en los que yo comienzo a tomar un rol protagónico son el Hotel Intercontinental y las torres Alto Palermo Plaza, que tenían un perfil más de espacio residencial/comercial sobre lo industrial o de concursos que veníamos teniendo, aunque por esos años también hicimos la planta del Diario La Nación en Barracas. Después viene una racha de obras que hacemos con constructoras como Cartellone, Lanusse y Caputo. Con esta última, hicimos las torres El Mirador de Puerto Madero, en 2005. En el Dique 1, también proyectamos la Harbour Tower en 2015, con Carlos Ott.

Ante proyectos tan diversos, ¿por dónde pasa su impronta?

Tiene que ver con una visión no solo de la arquitectura como concept design, sino también con entender que además de la construcción y la materialidad que las obras tienen, se tiene que llegar hasta un lugar de detalle, cuestión que puede apreciarse con fuerza en los data centers que hicimos, que son obras más sofisticadas; donde la arquitectura es el coordinador de unas tecnologías e ingenierías muy específicas y muy precisas. Ahí nosotros tenemos un fuerte, porque a las obras las estudiamos mucho, tanto desde su concepción arquitectónica como desde la construcción.

Sucede que no tenemos la obligación de imponer un diseño ni producir algunas situaciones como algunos estudios de arquitectura internacionales o algunas empresas especiales, que más que una propuesta de arquitectura están haciendo una escultura urbana. Sabemos que una buena arquitectura necesita una buena imagen, pero no hemos tomado la línea de hacer algo extravagante y que dialogue exclusivamente con las modas. Se trata, fundamentalmente, de entender con exactitud lo que necesita el cliente-usuario pensando que suele ser alguien anónimo que va a habitar el desarrollo residencial, corporativo educativo, sanitario, etc.

Tema de interés

Código urbano: “Me parece que el proceso de producción de ese código debería haber sido más lento y detallado, adaptado a los sectores que intervino. Porque ese código solo intervino la mitad de la ciudad: a los distintos U (distritos de urbanización de terminada (U) y las áreas de protección histórica (APH) no los tocó. Entonces, al final, el nuevo código interviene en la mitad de la ciudad. Por otro lado, entiendo que las torres no son una mala solución; pueden no serlo en toda la ciudad, pero en determinados lugares donde predominan las torres, a mi entender pueden ser un buen resultado”.

Arquitectura sustentable: “Hablar de arquitectura sustentable y hablar de buena arquitectura para nosotros es lo mismo. Cuando en 1969 hicimos el Hospital de Orán, en Salta, dispusimos un techo de sombra sobre la edificación, el cual producía un ahorro: absorbía 18 grados de temperatura exterior y permitía que la temperatura para acondicionar arrancara bastante por debajo de la temperatura al sol en verano. Eso definitivamente es entender la arquitectura sustentable. Tenemos varios ejemplos de ese tipo en la historia del estudio”.

Resguardo arquitectónico porteño: “La Ciudad tiene algo muy bueno y es que se renueva constantemente. Si no existiera esa dinámica no existirían las iglesias góticas, que se hicieron sobre las románicas. Las propuestas de arquitectura te pueden gustar más o menos. Viene un Norman Foster y te hace la sede porteña en Parque Patricios, y estamos fascinados y no nos importa que sobre Av. Caseros haya arquitectura de 1900”.

Obras emblemáticas

• Central Termoeléctrica Alto Valle, Cipolletti, Río Negro (1964)

• Hospital San Vicente de Paul, Orán, Salta (1969)

• Centro Administrativo Gubernamental de La Plata (1971)

• Mercado Central de Buenos Aires, La Matanza, P.B.A. (1973)

• Hotel Intercontinental, C.A.B.A. (1989)

• Torres Alto Palermo Plaza (1992)

• Centro Cívico Ciudad de San Juan (1993)

• Cinemark Palermo (1998)

• Planta Industrial Diario La Nación, Barracas (1998)

• Aeropuerto Internacional de Ezeiza (1998)

• Hotel NH City, C.A.B.A. (1999)

• Sede Social y Templo para la Comunidad Amijai (2003)

• NH Hotel City Tower, C.A.B.A. (2005)

• Torres El Mirador – Puerto Madero (2005)

• Tribunales de Neuquén – Concurso (2006).

• Edificio Ambulatorio – Hospital Italiano, C.A.B.A. (2006)

• Harbour Tower, Puerto Madero (2007)

• Escuela de Posgrado de la Universidad Católica Argentina, Puerto Madero (2008)

• SKF Edificio Corporativo, P.B.A. (2012)

• Banco Santander – Edificio Corporativo C.A.B.A. (2013)

Hacé tu consulta

Nombre

E-Mail

Teléfono

Consulta