Interiorismo  | 

Deco LookBook

Red de tendencias

Con @decolookbook Sofía Saraví O’Keefe se consagró como influencer indiscutida entre quienes buscan ideas concretas para “vestir” espacios de habitabilidad. Reflexiones en torno a la eterna e íntima relación arquitectura-decoración.

Pese a que el emprendimiento tiene apenas más de cinco años, DecoLoookBook ya cuenta con casi un cuarto de millón de seguidores en Instagram. Un suceso que nació como un blog de decoración de su hacedora Sofía Saraví O’Keefe, quien buscaba compartir todo lo que iba descubriendo en esa pasión que es para ella la decoración. Mientras tanto, y atenta a una cada vez mayor aceptación en la red, recodificó su propuesta ampliándola a la red social de las imágenes. Así, vertiginosamente y, por cierto con mucho talento y esfuerzo, se convirtió en referente y voz autorizada a la hora de pensar y hacer aquello relacionado con “Deco. Hogar y Cosas Lindas”, que es como se presenta en Instagram. Bricks se reunió con ella para charlar de manera distendida sobre la relación decoración-arquitectura, entre otros temas.

¿Cómo se da hoy el vínculo entre los estilos arquitectónicos y las cuestiones estructurales de la edificación en torno a la deco?

En general la lógica es que la decoración acompañe en cierta manera la arquitectura del edificio. Aunque, cada vez más seguido, veo casos en los que hay una ruptura y, personalmente, el resultado me gusta mucho. No me refiero a decoración japonesa en una casa colonial, pero sí por ejemplo a estructuras más modernas con detalles antiguos. Me parece que los resultados son atractivos y con personalidad. Me gusta mucho la combinación de lo nuevo con lo viejo. Muestro eso con frecuencia en los ambientes que decoro, y veo que a mi público esa combinación también le atrae.

Hacerse la moda

¿Cómo es el proceso en que vas descubriendo las tendencias deco?

Navego, navego y navego. Blogs e Instagram a la cabeza. Trato de salir de Pinterest, que es donde empecé, para buscar en lugares donde no estén todos, como blogs más especializados y no solo de deco, sino también de arquitectura, arte, paisajismo. Por otro lado, en lo personal, estoy súper interesada en la industria de la decoración gastronómica. Mi tiempo de ocio lo dedico mucho a aprender sobre ese tema porque es súper lúdico y entretenido. Casi que no hay límites y eso me encanta.

Y, ¿cuáles son las estéticas que más te interesan en el presente?

Las tendencias son eso, van y vienen, y está bueno conocerlas y elegir a qué ola nos subimos, cuál aplicamos. Pero al día de hoy, estoy más enfocada en hogares reales y funcionales, que sean lindos y prácticos para vivir. Si hay tendencias que colaboran con ese objetivo, son las que más me interesan. Por ejemplo el uso de plantas en la decoración. Si hay algún color que esté de moda y colabora para lograr un hogar más agradable, también.

¿Te sentís una suerte de cool hunter del rubro?

Para nada, pero sí puede ser que haya generado un ojo que la mayoría de la gente no desarrolla. Para mí el valor de mi cuenta es ese: que soy una persona común y corriente que descubrió que se puede tener la casa más linda inspirándose en las redes sociales. Si yo pude, todos podemos. Y lo que voy encontrando y descubriendo lo voy compartiendo. Antes, para tener una casa “de revista”, había que contratar a alguien. Ahora hay una democratización de la decoración, todos podemos hacer pequeños cambios para vivir más felices en nuestros hogares, y esa es la bandera que yo trato de llevar.

¿Qué valor le das al apoyo que te brindan distintas marcas de decoración y construcción? ¿Ese vínculo podría condicionarte?

Las marcas que me siguen suelen ir variando; más que nada porque cada dos o tres meses, hago producciones de fotos con productos/muebles de varias marcas, y la idea es ir mostrando variedad. Nunca recomiendo algo que no me guste. Las marcas que convoco para mis producciones de fotos (lo que llamo #LaVidrieraDeDecoLookbook) las elijo yo. Cuando me escribe alguna marca por afuera, siempre me aseguro de que siga mi estilo, que sea algo que yo mostraría, aunque no fuera publicitario.

¿Nos darías algún consejo base para  quienes quieren optimizar el proceso de decoración?

Nunca olvidar lo espacial. Creo que uno de los más grandes equívocos es errar en las dimensiones, me ha pasado muchas veces. Los muebles y objetos decorativos tienen que ser acordes al ambiente en el que están. Un hall de entrada importante con una pequeña maceta pierde impacto y se nota que algo no cierra. También las distancias: una linda lámpara muy pegada al techo no se luce lo mismo que si está correctamente ubicada a una distancia de 80 cm de la mesa. Pero más allá de todo, entender que lo importante es lograr que nuestros hogares sean un reflejo de nuestros gustos, y que nos hagan felices.