Interiorismo  | 

Regular Company

Sentidos diseños desde Croacia

Multipremiado internacionalmente este estudio compuesto por jóvenes diseñadores balcánicos propone mobiliario y objetos enmarcados en la tensión tradición-innovación.

Ruder Novak-Mikulic, Marija Ruzic Vukmanic, Marinko Murgic, Tihomir Filipec. Nombres que pueden resultar extraños hasta por sonoridad, pero que señalan la identidad de cuatro jóvenes diseñadores croatas. Con edades que van de los 25 a los 31 años, y formados en diseño industrial y comunicación visual en la Universidad de Zagreb, estos nóveles creadores deslumbran en Europa con cuotas precisas de desparpajo, rigor y talento. Para comprobarlo nada como la familiaridad de sus diseños en el golpe de vista para quienes van acompañando las vanguardias mundiales en tiempo real.

Fue ayer nomás, en 2015, que estos entusiastas de la estética fundaron Regular Company. Un estudio multidisciplinario de diseño por el que ya conforman una impronta que es en sí misma un nuevo nombre propio en el escenario mundial del diseño.

Las áreas en que enfocan su atención son: objetos, interiorismo corporativo, diseño de marca y diseño digital. Ya en esta selección, hay una apuesta certera hacia las tendencias actuales. Algo que dejaron en evidencia con su aparición consagratoria en el Salón de Milán 2017.
Allí tuvieron un rotundo éxito en su presentación para el pabellón Satellite, que destaca a los incipientes diseñadores. Sorprendieron con prototipos que desarrollaron junto con expertos artesanos para amalgamar técnicas tradicionales con la moderna tecnología disponible, tal como el tallado en torno electrónico (CNC) o la impresión en 3D. De esa manera, concibieron la silla h3 que, llena de contrastes, logra hacer dialogar la geometría pura con lo suave, lo cálido. Otro buen ejemplo son unas bandejas de mármol con las que investigaron los distintos tipos de acabados y pulidos a partir de fisonomías minimalistas. A la hora de describir esta serie, subrayaron también la importancia del sustento físico: “Queríamos mostrar nuestro proceso de diseño y sensibilidad en diferentes materiales. Creemos que comprender el material y la tecnología y ampliar los límites de ambos en estrecha colaboración con los fabricantes, así como comprender el contexto del proyecto y la marca con la que se está trabajando, son los fundamentos del buen diseño”.

Imperecederos recuerdos del hogar

Missing es la denominación de otra serie con la que lograron llamar la atención de la crítica especializada. Para concebirla trabajaron a partir de la evocación como experiencia sensible y reconocible en objetos y formas aprendidas. Dieron cuenta de emotividad desde la ligereza de formas haciendo hincapié en los contornos. Una simpleza que se evidencia en la elección monocromática y en el rescate del sentido primario de las imágenes típicas de un hogar. El resultado fueron objetos plenos de gracia en los que no faltan ni los marcos de madera ni las estructuras de metal ni superficies de noble mármol. Como ejemplos vale mencionar la lámpara meridian o una silla de líneas suaves y entrañables. Pero, tal vez, el mobiliario que mejor concentra la carga de sentidos sea una mesa auxiliar nivelada, surgida desde la apuesta por “tomar algo esencialmente crudo, técnico y frío, y transformarlo en algo elegante y encantador”. Y en esa estrategia, el detalle de lo simple, como su mecanismo de elevación, bien a la vista, para detentar carácter, personalidad, encanto.

Y para explicar toda la carga emotiva en singularidad o en conjunto, inmejorable la poética reseña del catálogo de la serie: “La armonía de las individualidades puede ser representada visualmente. Sin embargo, por separado, las curvas finas y los volúmenes geométricos de cada objeto pueden crear un desequilibrio; no obstante, son capaces de dar paso a las composiciones con una quietud satisfactoria; casi como una imagen nostálgica del hogar, algo que está incompleto, pero completamente hermoso”. En esa remembranza dada por los muebles del hogar, Regular Company invocó siluetas hundidas en el recuerdo para asociar emociones más recónditas. Novedad en diseño, pero apelando a la memoria emotiva. No es poco.