Tecnología  |  Real Estate

Blockchain

Nueva era en inversiones inmobiliarias

Tecnología digital en expansión y una economía cada vez más dinámica imponen permeabilidad para asimilar con tiempo lo que viene: las inversiones inmobiliarias descentralizadas y sin ningún tipo de condicionamiento formal a partir de las Blockchain. 

Los contratos y las monedas virtuales todavía no son de uso extendido, pero avanzan a paso firme en todo el mundo. Mientras se va dando en distintas escalas la adecuación legal y de procesos, para que nos faciliten la vida en todas las latitudes, conviene estar atentos e ir familiarizándonos con una manera de invertir que ya es común en ciudades como Madrid.

Sutil desmembramiento de las Bitcoin, las Blockchain actúan online como bases de datos (o cadenas de bloques, como se infiere de su traducción), cuya información es compartida por todos los miembros de la red permitiendo de esta manera el registro de inversiones inmobiliarias, entre otras operaciones. Asimismo, al funcionar con criptomonedas, las comisiones son mucho más bajas que las que se producen cuando los bancos intervienen. Estas particularidades hacen que las Blockchain funcionen como libros de contabilidad en los que se registran los bloques de información y se los entrelaza para facilitar la recuperación de los datos y su verificación.

Más allá de la magnitud de la inversión

Por su naturaleza, las Blockchain permiten fraccionar el valor de una propiedad entre todos los inversores que reciben token de autenticación únicos e irreproducibles, los cuales no pueden ser falseados o duplicados ilegítimamente. Sus poseedores pueden intercambiarlos (por dinero u otra criptomoneda), o bien atesorarlos para recibir el fruto de la renta que devengue de un inmueble. Esto es lo que acontece cuando el modelo de financiamiento se materializa por lo que se conoce como crowd sharing, donde mediante las Blockchain un inversor puede, por una cifra ínfima a nivel inmobiliario, acceder a su cuota parte en un departamento; tal cual sucede en algunas ciudades de Europa.

Agilidad y seguridad

En consonancia con los tiempos de empredurismo e iniciativa individual que rigen hoy en el mundo, las Blockchain aseguran la asepsia de intermediarios. Entonces, a la necesidad de transacciones rápidas y concretas se suma la adopción instantánea, normal, de contratos inteligentes. Se corroboran así acciones comerciales confiables, transparentes, que convierten en innecesario al tradicional depósito de garantía, tan frecuente en las transacciones individuales.

Plazos y distancias que se acortan

Dada su naturaleza ilíquida, las inversiones inmobiliarias personales o realizadas mediante fondos de capital privado a partir de una cartera de activos se verifican históricamente a largo plazo. Esto obliga a los inversores a inmovilizar su capital durante años (de 5 a 10, por lo general), y sin un rendimiento real de su capital o beneficios hasta que las inversiones se venden, más allá de los ingresos obtenidos en el proceso. Por el contrario, las Blockchain prometen evitar estas ineficiencias asociadas con las transacciones inmobiliarias al permitir que múltiples personas tengan una propiedad fraccional y obtengan una inversión líquida, con la posibilidad del intercambio libre en el mercado secundario. Por consiguiente, la inversión privada ahora se convierte en líquida y accesible para inversores de todos los tamaños y localización geográfica.

Y para los que dudan de la seguridad de estas modalidades tecnológicas, debe aclararse que, cuando se trate de adquirir una propiedad, toda la transacción procesada será visible para todas las partes autorizadas, ya que las plataformas digitales brindarán beneficios significativos a quienes busquen comprar propiedades en otro país o región.

Control total

Lo más importante es que con las Blockchain el control del proceso es de los inversores directamente, quienes se convierten en un enorme banco con distintos nodos de inversión. De ahí que a medida que pasa el tiempo, más y más transacciones van completándose y pasando a ese bloque, cuya capacidad limitada depende de la estructura establecida y del tamaño de cada transacción.

Mientras el escenario se va sedimentando, no estaría mal ir poniéndose a tono con lo que viene en materia de inversiones Blockchain. Estar al tanto puede ser sinónimo, más que nunca, de ganar. El poder de la tecnología bajo la modalidad de inversión inmobiliaria.

Germen en la Argentina

La Cámara Argentina de Internet CABASE y la Asociación de Redes de Interconexión Universitaria (ARIU) desarrollan actualmente una plataforma multiservicios de alcance federal basada en esta innovadora tecnología de validación de transacciones.

La primera etapa del proyecto Blockchain Federal Argentina (BFA) contempla la puesta en marcha de una infraestructura de base compuesta por 15 servidores distribuidos y el framework de desarrollo sobre el que correrán las aplicaciones de los usuarios.