Tecnología  | 

Expertise by Inelec Hygiene Systems

Automatización en sanitarios

Los baños suponen armonía entre estructura, decoración y funcionalidad. En esa dinámica moderna, delimitada también por lo sustentable, una estrategia basada en la automatización cumple un rol clave.

Construir o remodelar un baño no se agota en elegir o cambiar los porcelanatos, espejos y elementos sanitarios. Se trata, en realidad, de armonizar una serie de aspectos esenciales. El éxito de esta operación se verificará en la satisfacción al lograr un área de gran atractivo y confort; lo que en definitiva será sinónimo de acrecentar el valor de la propiedad. 

Así sea en ámbitos privados, públicos o corporativos, tanto la realización arquitectónica como la remodelación de los espacios sanitarios implicarán una mejora en la calidad de vida. Este accionar sobre las áreas de higiene responde no solamente a usos utilitarios y funcionales, sino que, actualmente, se amplía para generar experiencias sensoriales y de relax. La mera funcionalidad puede estar aislada, pero para consagrarse depende de su conjugación con otros atributos como estética, confort y automaticidad. Este último aspecto resulta central, ya que se fundamenta en elecciones de compra con conciencia. “Pensemos que se trata en realidad de una automatización de procesos más que de artefactos, por lo que en caso de lograrse se añadirá valor a la propiedad”, resaltó Ionatan Oren, Gerente General de Inelec Hygiene Systems.

Compendio de eficiencias

“El ahorro es una consecuencia lógica en los procesos de automatización de baños. Sobre este aspecto –agrega Oren–, hablamos de un ahorro variado, pues está comprobada la reducción significativa en los consumos de agua potable, papel, electricidad y hasta en jabón de mano; solo hay que establecer la certera elección de griferías, duchas y accionadores automáticos, por ejemplo”.

Asepsia

Tampoco se puede soslayar que el baño es uno de los espacios más expuestos a bacterias, virus y afines, independientemente de que se trate de ámbitos laborales u hogareños. Es más: debe considerarse que no alcanza con agua, jabón y aseo periódico, también hay que abordar el tema de los lugares de apoyo efectivo y sin sedimentación, como estantes, hendiduras en pared, etc. “Ante esta situación –explica Oren– se aconseja incluir secamanos automáticos y dispensadores touch como alternativa para impulsar el hábito de lavarse las manos antes de abandonar el cuarto de aseo. Y también un accionador automático que funcione con un sensor infrarrojo para evitar el tacto recurrente de usuarios con palancas cuando no se han aseado las manos apropiadamente”.

Primeras experiencias hogareñas

Por otro lado, no resulta extraño que jóvenes parejas que abordan el mundo de la compra o remodelación de espacios encuentren en los  sectores de higiene desafíos que, posiblemente, no hayan contemplado. Sumamente estratégico resultará, entonces, incluir en los baños cambiadores de bebés realizados a partir de materiales capaces de ser útiles sin verse afectados en la calidad o el acabado, como sucede con el acero inoxidable. “Las opciones son numerosas, solo se deben tener claras las necesidades de los espacios del baño por remodelar para elegir qué productos pueden ayudar a obtener el mayor bienestar”, subrayó Oren.

Modas

Otro aspecto para considerar es el de las modas o tendencias decorativas siendo una realidad que el concepto de remodelación debe adecuarse a nuevas tendencias como el vintage o el minimalismo. Señaló al respecto Oren: “En la actualidad, los productos responden a las necesidades estéticas adecuándose, a la vez, a las responsabilidades sociales del siglo XXI. El secreto es responder a lo específico. Entonces –agrega a modo de conclusión–, se presenta otro parámetro de satisfacción, por lo que muchas veces se impone seleccionar automatizar determinados procesos y otros no dependiendo de la cantidad y tipo de uso”.

Inelec ofrece líneas de griferías con temporizador para controlar cuánta agua y por cuánto tiempo va a salir. Asimismo, estas poseen un sensor infrarrojo que se acciona cuando detecta las manos de las personas para evitar que el grifo quede abierto. También hay secamanos con temporizadores.