Tecnología  | 

La transformación digital en el Real Estate

La carrera por más y mejor información

La 4.ta Revolución Industrial o 4IR por sus siglas, o Industria Inteligente, la cual estamos transitando desde el 2013 donde se mencionó por primera vez, atraviesa a cada una de las industrias y sus procesos con la implementación de conceptos como Big Data e Inteligencia Artificial, IOT Internet de las cosas, Realidad Virtual y Aumentada, Simulación y Personalización, Market Place o Cibermercados, Impresión 3D y Fabricación Aditiva, Robótica Colaborativa y Sistemas Ciberfísicos Sensoriales, y Tecnología de Comunicación y su velocidad, entre otros, con un claro objetivo del ahorro de cuestiones finitas o agotables como son los recursos del tiempo, recursos naturales, espacios físicos, recursos económicos y por último de personas. Pero la mayor impronta que percibimos al transitar la 4.ta Revolución Industrial es la velocidad con la que ocurre.

Y en la carrera por generar información de gran calidad, fácil acceso y de gran valor para el que la requiere, es que debemos entender que la creación de la disrupción como objetivo de la diferenciación desde la perspectiva del emprendedor es tener la capacidad de generar una disrupción tal que produzca una ventana de tiempo donde mi producto o servicio tenga el 100% del market share, donde llegue al 100% de mi rentabilidad y luego, al comenzar la competencia a copiarme, saltar a la próxima creación.

Las PropTech como startups de servicios de base tecnológica que dan solución a una problemática especifica, en este caso a los profesionales o consumidores en la industria del Real Estate, así como todos los startups tecnológicos en general como las Fintech con sus bancos 100% virtuales, tienden a la desintermediación física como resultado de una optimización de recursos, al menos del preciado tiempo. Y en su crecimiento, solo debe sentirse “amenazado” con la posibilidad de convertirse en obsoleto todo aquel producto o servicio que no agregue valor y justifique su existencia.

Revisemos brevemente algunos conceptos y términos hoy por hoy trending topics en los medios digitales y cómo impactan en la industria del Real Estate:

AI o Inteligencia Artificial, o la inteligencia llevada adelante por computadoras emulando la inteligencia humana, tiene por objetivo procesar algoritmos capaces de generar diagnósticos, interpretaciones y en definitiva Análisis Predictivo, donde la capacidad de generar rápidamente información de valor para compradores en proceso de búsqueda on line, tanto desde portales como desde aplicaciones, ofreciendoles productos similares en tiempo real, es uno de sus principales usos.

El Machine Learning es una derivación de la Inteliencia Artificial donde su algoritmo tiene la capacidad de “aprender” de forma atuomatizada e independiente identificando patrones y prediciendo comportamientos; por ejemplo los ChatBots de los websites donde pretenden responder en tiempo real y automático tus inquietudes y derivarte con quien corresponda si lo requiriera, emulando a un callcenter detrás.

IOT Internet of Things o Internet de las cosas es un concepto que trata las interconexiones de productos de uso cotidianos de distintos ambientes, como el doméstico, empresarial, de salud, entre otros, para automatizarlos, programarlos y utilizarlos de forma remota. Por ejemplo la domótica y la refrigeración doméstica para la optimización de recursos energéticos en la calefacción/refrigeración de ambientes, y cómo este diseño afecta en la conceptualizacion de productos arquitectónicos al respecto.

Big Data o la capacidad de procesar gran cantidad de datos para convertirlos en información de interés. Por ejemplo el servicio de Tasaciones On Line de determinados portales inmobiliarios donde a modo de aproximación y generalista, pero con gran precisión de mercado, obtenemos rápidamente y de forma on line ingresando características mínimas de nuestra propiedad un primer contexto de análisis de oferta.

Impresoras 3D, capaces de realizar réplicas en 3 dimensiones de objetos escaneados o diseñados previamente de forma digital con exactitud máxima, donde el tamaño del objeto no es un impedimento, “imprimiendo” puentes y casas entre otras cosas, utilizando material de espuma de poliuretano para su estructura principal, reduciendo tiempos de manera brutal y costos significativos; definitivamente, revolucionando la industria.

Realidad Virtual y Aumentada, viene a impactar en la experiencia de compra dramáticamente, donde se recrea el entorno y el producto comercializado de manera digital 100% o agregando información a objetos reales preexistentes mediante algún soporte tecnológico de visualización como una máscara de RA o smartphone, o tablet.

Blockchain o Cadena de Bloques, y acá me detengo para mayor detalle, es el concepto de mayor impacto general para todas las industrias, y el Real Estate no es ajeno a ello. Blockchain es una base de datos compartida que funciona como un libro para el registro de operaciones de compra-venta o cualquier otra transacción. Es la base tecnológica del funcionamiento del bitcoin, por ejemplo. En otras palabras, soportará el suficiente trackin y seguridad de una operación que se dice que reemplazará la función de los escribanos cuando primero se digitalicen los registros de la propiedad; en otros paises o estados, ya lo han implementado exitosamente y en nuestro país está en firme proceso hacia ello.

La conceptualización de productos inmobiliarios exitosos dependerá de identificar mediante investigación de mercado como estudios de oferta y demanda, tendencias en términos de consumo por parte de los grupos de interés o nichos, o tribus digitales, para lo que existen metodologías y canales para explorar e identificar dichos trends en el océano digital. Hoy la segmentación por demografía ha quedado obsoleta y solo se utiliza como método complementario de aproximación al contexto por desarrollar, donde el big data para el estudio de oferta y el análisis predictivo de un estudio de demanda se vuelven radicalmente determinantes para generar informacion de valor en términos de entender a la demanda y diseñar un producto inmobiliario comercialmente exitoso para satisfacer dicha demanda insatisfecha identificada como nicho.

Como corolario, desde actores involucrados que somos en algunos de los procesos de la maravillosa y pujante industria del Real Estate,
debemos estar dispuestos a realizar dicha #transformaciondigital hacia dentro y hacia fuera. Quien no lo entienda y no lo implemente de forma rápida, y cuando hablo de velocidad es la velocidad actual con la que suceden las nuevas cosas, será reemplazado por algo “digitalmente visible” y sustentable en plataformas tecnológicas. Estamos frente al nuevo depredador digital: el cliente. Hasta la próxima revolución.