Emprendimientos  |  Desarrolladoras

G&D Developers

Las crisis como oportunidades

Con más de treinta años de experiencia y un presente en plenitud, la trayectoria de esta empresa desarrolladora de productos inmobiliarios refleja como pocas los vaivenes económicos del país. El testimonio de uno de sus hacedores.

Dirigida desde 1982 por los arquitectos Gabriel Mayo y Daniel Mintzer, G&D Developers ha construido y desarrollado desde entonces más de 50 emprendimientos inmobiliarios, superando los 400000 m2 en la Argentina, en Estados Unidos y en Uruguay. Esto incluye desde la construcción de emprendimientos de viviendas en dúplex, hasta la de torres de vivienda en las zonas de Palermo, de Belgrano y de Barrio Norte, pasando por proyectos multifamiliares como el Edificio Esmeralda y Palermo Uno, el edificio TRESSESENTA en Punta del Este, y varios emprendimientos en La Florida, EE. UU.

Numerosos premios y reconocimientos de colegas se suman a siete desarrollos en marcha y otros tres por comenzar para dar cuenta de la vigencia de la empresa. Pero detrás de todo esto, de los proyectos de ayer, de hoy y de los que vendrán, hay múltiples historias y aprendizajes, auges y tendencias que van y vienen. Gabriel Mayo charló con Bricks alrededor de estos temas y dejó valiosos conceptos.

¿Cómo fue la transición que va desde los proyectos chicos de los comienzos hasta sentirse como verdaderos desarrolladores?

Como arquitectos recién recibidos, hicimos de todo: reformas de locales, cocinas, alguna casa, algún lavadero de autos; siempre ayudados por familia y amigos. Ya entonces pusimos la mirada en la calidad del diseño y la construcción, sabiendo que teníamos que innovar y diferenciarnos en un mercado muy competitivo, donde las barreras de entrada están bajas. Así, en la medida que nos afianzábamos en conocimientos y experiencia, fuimos pasando de los primeros dúplex a edificios de 8/13 pisos entre medianeras. En 1990 comenzamos con el armado de grupos de inversores para comprar tierra y construir propiedad horizontal con fines comerciales. Y siete años después, hicimos una maestría en desarrollos inmobiliarios, el MDI (Máster en Dirección de Empresas Constructoras e Inmobiliarias), una propuesta de la Universidad Católica de Buenos Aires y el Politécnico de Madrid. Nuestros comienzos fueron intuitivos, desarrollábamos sin sabernos desarrolladores, pero a partir de esa maestría pudimos abrir la cabeza hacia otra forma de pensar y armar los negocios.

En pocos años sobrevinieron la recesión y la caída de la convertibilidad en 2001. ¿Cómo atravesaron esa época?

Esa debacle fue para nosotros una oportunidad por varios motivos. El primero fue que, con lo aprendido en el MDI, decidimos armar G&D para desarrollar en Miami. Esta decisión nos abrió un mundo de relaciones y conocimientos que, a su vez, nos permitieron crecer en Uruguay y en la Argentina. El segundo fue que en 2002 permitieron usar plazos fijos para salir del corralito comprando m2, lo que le dio un enorme impulso a nuestra actividad en el mercado interno. Todo esto nos dejó crecer en la escala de nuestros emprendimientos en la Argentina y en Uruguay, y a partir del 2005 desarrollar la Torre Esmeralda, Palermo 1, TRESSESENTA en Punta del Este, un proyecto de usos mixtos sobre el Río Limay en Neuquén, que se llamó Ribera Urbana, y el proyecto +5411 en Puerto Madero (hoy llamado Art María, adquirido por IECSA en 2008), entre muchos otros.

¿De qué manera asimilaron la burbuja inmobiliaria de 2008?

Eso repercutió fuertemente en la Argentina. Nosotros tuvimos que volver a edificios de menor escala, pero con propuestas diferentes en zonas y en productos. Desarrollamos edificios de 2000 a 3500 m2 en Palermo, fuimos pioneros en el Barrio Parque Donado-Holmberg, y por sobre todo nos concentramos en la zona sur de Buenos Aires, (San Telmo, Barracas), y en la zona de las universidades (medicina, económicas), con productos de baja inversión y alta rentabilidad, al que denominamos work & living.

Ustedes podrían afirmar rotundamente que las crisis son oportunidades.

De todas las crisis, aprendimos y en muchas crecimos por estar atentos. Creo que una de nuestras fortalezas es que estamos siempre atentos a los cambios y sabemos adaptarnos, ya sea por la existencia o no de préstamos (por la capacidad que tienen de impulsar la compra), o los amenities que prefiere la demanda, o los diferentes tipos de producto.

Finalmente, ¿qué avizoran para 2020?

Habiendo sido vapuleadas las distintas variables de inversión financiera, entendemos que la propiedad inmueble jugará al mismo tiempo como resguardo de valor y como apreciación a futuro, ya sea por renta o venta. Entendemos que habrá pesos en el mercado en busca de una colocación inteligente y allí estaremos para darles cauce. Entendemos que todos los días la vida nos da nuevas oportunidades y ahí estaremos para seguir construyendo.

En marcha
  • Arévalo Estudios (3500 m2)

    Departamentos de un ambiente con cocheras

  • Charcas Live (2500 m2)

    Local comercial, departamentos de uno y dos ambientes

  • Vía Estudios (1800 m2)

    Local comercial, departamentos de uno y dos ambientes

  • Piedras 1684 (2500 m2)

    Departamentos de uno y dos ambientes

  • Maison Thames (3000 m2)

    Local comercial, loft, departamentos de uno, dos, y cuatro ambientes

  • 9 de Julio Estudios 2 (3500 m2)

    Local comercial, oficina, departamentos de uno y dos ambientes con cocheras

  • Queen Defensa

    Departamentos de uno, dos y tres ambientes

Hacé tu consulta

Nombre

E-Mail

Teléfono

Consulta