Arte  | 

Juan Manuel Romero

Politonal

Juan Manuel es esencialmente un artista politonal: músico, pintor, compositor e investigador.

Haciendo un poco de historia –y aludiendo a la Politonía–, se sabe que los primeros hombres pintaron sus visiones dejándose guiar por las propiedades acústicas de algunas cuevas. Los ciervos fueron representados bramando, los machos cabríos dando balidos en su época de celo, los leones con las fauces abiertas… rugientes. Aquellas primeras imágenes representaban la música.

¿Fueron aquellas grutas paleolíticas instrumentos musicales que luego fueron pintadas?

El eco es el lugar del doble sonoro así como es el lugar del doble visible; es la guía en el silencio donde se buscan las imágenes. La pintura de Juan Manuel está llena de ecos, los ecos engendran el misterio del mundo. El arte de la música y la pintura está extremadamente unido en su vida cotidiana. Los colores cálidos son ritmos y acordes mayores; y los colores fríos, tonos menores.

Pintor de largas jornadas nocturnas, entiende que “el silencio… también es música”.

Su disparador es la espiritualidad; su influencia, el arte precolombino; su naturaleza, la libertad.

Tanto la música como el arte tienen como ritual convocar al otro; en ambos se juegan los acordes, los tonos, los silencios, los colores;  y el pensamiento que surge es un arrebato a la sonoridad, a la energía, al placer y a la expresión pura.

Al mirar las obras de Juan Manuel, el alma queda seducida y en la pasividad aparecen las figuras, los símbolos, los signos, los recuerdos y la música.

En este juego entre lo visible y lo audible, surge la belleza.

Hacé tu consulta

Nombre

E-Mail

Teléfono

Consulta